2006

Unos cazurros con capucha no deben cambiar nuestras agendas, ni nuestras creencias, ni nuestro estado de ánimo. Por mucho que lo intenten no son lo más importante que ha pasado este año. Vale, tiene su hueco en la historia: ha sido importante que durante unos meses hayamos disfrutado de un «alto el fuego permanente» y grave que haya dejado de ser permanente, pero se diría que alrededor tenemos problemas más importantes de los que ocuparnos. El periodo que se cierra debiera ser recordado por que fue declarado por la ONU como el año de la desertificación, recordaremos que no se hizo nada cuando todo sea desierto. En este año seguimos siendo tan incultos como el año anterior; y Mozart y Rembrandt siguen siendo tan desconodidos por muchas conmemoraciones que les hayamos dedicado. Tambien sería importante que recordásemos que el 75 aniversario de la de la Segunda República Española y del voto femenino pasaron desapercibidos. Recordaremos que en Chile una mujer llegó a presidente y que el dictador se murió del disgusto, pero sin ser juzgado y que otro dictador sí fue juzgado y ajusticiado -un extremo y otro-. Recordaremos que España se llevó el mundial, pero no el de futbol, sino el de baloncesto. Que Israel ocupó y desocupó Líbano. Y posiblemente, como nos pasa en Huelva estos días, encontraremos motivos, más cercanos y más importantes para nosotros, por los que recordar u olvidar un año.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario