A base de Paz

Hablamos hoy de paz al recordar a una persona que trabajó durante toda su vida por darle sentido y contenido a su significado: Mahatma Gandhi (“el gran alma” como lo llamó Tagore). La palabra Paz, siempre tan presente y tan ausente en la historia de la humanidad. Pero, en contra de lo que podría parecer, no podemos encontrar su verdadero sentido buscando sólo acepciones en negativo; ausencia de guerra, sino, sobre todo, como búsqueda de la dignidad, de la justicia y la igualdad de oportunidades. Ese fue precisamente el espíritu que Gandhi le insufló a la Paz. No quedándose parado e indolente, sino en actitud activa. Reivindicando simbólicamente, como fueron las marchas a pie, los ayunos, pero también con palabras. Lo queramos o no la paz no se consigue sin palabras, ni sin diálogo.

Y este argumento vale para lo grande: las guerras de Iraq, Oriente Medio, las olvidadas de África, para el fin del terrorismo en España… pero también para nuestra vida de todos los días. De nada sirve apuntarse a las grandes palabras si luego en lo más cotidiano de la vida con la familia, en el trabajo o en la carretera, se intenta justificar la violencia como respuesta a una frustración inmadura. Para buscar la paz debemos empezar desde la base.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario