A Paco Girón

Al cura Paco Girón no se le podía decir que no. En eso coincide todo el mundo: desde los miembros de su comunidad parroquial, que aprendieron de él la manera de escuchar y de comprometerse, hasta los delegados de Asuntos Sociales de su época, que hablando con este hombre se sentían, ni más ni menos, como lo que eran: responsables de unos recursos al servicio de los ciudadanos. En Huelva, y en el barrio del Higueral, y en la calle Honduras, donde vive la gente a la que él conoce por sus nombres y a la que ha entregado buena parte de sus energías, sienten un íntimo regocijo por la distinción que hoy se le otorga, la Medalla de Andalucía. Como si el reconocimiento a su entrega constante, a su infatigable optimismo, a su defensa de la justicia, lo hiciera hermano mayor de todos los andaluces. Y este homenaje que él nunca hubiera pedido, además de ser una forma colectiva de gratitud, es, de paso, una responsabilidad para quienes le queremos y respetamos: convertir su quehacer, su vida y obra, en un ejemplo dinámico, con capacidad de crear nuevas respuestas ante las necesidades de la gente. Gracias, Paco, por seguir siendo referencia.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario