Accidente laboral

Mientras las muertes por accidente laboral queden relegadas en los periódicos a las páginas de sucesos, en las agendas de los políticos al hueco de los asuntos de los que mejor no hablar y entre la ciudadanía a los últimos lugares de la lista de preocupaciones, seguiremos asistiendo al goteo de víctimas mortales en el trabajo sin que se lleguen a poner remedios eficaces. Ayer, un joven de veinticinco años perdía la vida en las obras de ampliación de la refinería de la Rábida. Esta noticia no sacudió ninguna conciencia más allá de la de las personas cercanas al fallecido, pasó casi desapercibida y, sin embargo, tiene la capacidad de poner en evidencia a una sociedad y, sobre todo, unos poderes políticos y económicos que priman el beneficio a la seguridad, que aprovechan la precarización para imponer ritmos que, en último extremo, tienen esta fatal consecuencia. Pudiera ser de otra manera.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario