Adena

Los productores de fresa de nuestra provincia tienen un enfado mayúsculo con WWF/Adena por denunciar las prácticas de ciertos freseros. Hicieron referencia en su rueda de prensa incluso a “intereses ocultos” para justificar esa denuncia de los ecologistas. Ante tal escándalo me tomé la molestia de examinar en su página web lo manifestado por el Secretario General de Adena y me pareció en la línea propia de una entidad dedicada a ocuparse del cuidado del medio ambiente. Por eso, no termino de entender la reacción de aquellos, como si fuera un tema nuevo, cuando esta cuestión lleva sobre la mesa bastantes años. Evidentemente, cada uno tiene sus propios intereses: los ecologistas, defender la naturaleza y el futuro de un parque nacional; y los productores, su legítimo medio de vida. Por eso, convendría que, lejos de tomar posturas irreversibles como levantarse de mesas negociadoras o enrarecer más el tema con sospechas sobre los fines, procuraran llegar a acuerdos. Y para empezar, habría que distinguir con claridad quiénes actúan dentro del respeto a la legalidad de los que no, porque Adena se cuida mucho de señalar que no todos los freseros son iguales. Pero mientras llegan a un acuerdo, y la Administración se mueve, Doñana se deteriora. Y puede que mañana sea tarde.

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario