Ahora, Pérez Cubillas

Se ha quedado como barriada no sólo marginal sino fantasma: con necesidades y factores de exclusión similares a otras zonas de la capital, carece aún de un Plan que dé respuesta de forma integral a sus problemas. Pérez Cubillas arrastra desde hace años tantas carencias que el “lavado de cara” de sus casas ya aprobado, aunque necesario, no conseguirá ni disimularlos. Ayuntamiento y Junta admiten que la situación de la zona precisa una intervención urgente, pero suelen acudir a la excusa de que es competencia “de los otros” y se lanzan mutuamente la pelota. Y sobre todo, a ninguno de los dos parece importarle lo que piensen los vecinos ni los colectivos que allí trabajan, que se sienten ignorados, despreciados. Abordar los problemas sociales de forma global significa aparcar el protagonismo de cada parcelita para dárselo a la colectividad. Y eso los políticos no parecen entenderlo aún.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario