Al otro lado del río

El atasco de ayer en el puente del Odiel ha venido a terciar en el debate
sobre la necesidad de construir un nuevo viaducto sobre la ría. Y parece
darle la razón a quienes aseguran que es indispensable contar con una tercera
pasarela, si no queremos estrangular el futuro de la ciudad como estrangulado
se verá el tráfico. Otros le echan la culpa a la falta de previsión urbanística,
a los negocios inmobiliarios, al kit de moda en política municipal. Para
callar a los primeros sería necesario congelar los desplazamientos. Para
silenciar a los otros, una adecuada política de viviendas tendría que revertir
la tendencia de buscar precios más asequibles en el cinturón periurbano.
Como ninguna de las dos hipótesis tiene visos de realidad, este asunto del
puente lleva pinta de convertirse en uno de los grandes argumentos de las
próximas elecciones, aunque sólo sea porque permite usar la artillería pesada
contra las filas contrarias, achacando al vecino las incoherencias propias.
Lo que ninguno de estos contendientes se plantea es una alternativa que no
haga necesario volver a la discusión del puente cada década. Seguramente
si a los ciudadanos se les ofrece un transporte público en condiciones, muchos
dejarían el coche al otro lado del río.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario