Almacenando

Tenemos cada vez más desarrollada la capacidad de dejarnos seducir por cualquier colección, catálogo o promoción que se nos ponga por delante en forma de fascículo o coleccionable. Y terminamos acumulándolos en los trasteros de nuestras casas esperando el día oportuno para meterle mano a esa colección de cine clásico o de la vida de las plantas, o aún peor… ¿hay estómago que aguante de una sentada los 50 capítulos con toda la temporada de CSI? Otro caso curioso es el de preferir vernos las películas de la tele o la pereza de poner las grabadas.

El problema es que cíclicamente debemos renovar ese acaparamiento de audiovisuales según evoluciona la tecnología, y claro, todo lo que en su día compramos en vídeo, hoy ya no sirve y nos lo vuelven a ofrecer en DVD, a pesar de que ya se sabe que en breve el DVD será superado por otro formato.

Mi humilde experiencia es que película que grabo para ver luego, termina cogiendo polvo al lado del televisor. Así que he desistido de seguir acaparando y pasar al sistema de retención por retina… intentando que lo que realmente me gusta acabe almacenado en mi cerebro que, si el Alzheimer no lo remedia, me acompañará adonde vaya hasta que el cuerpo aguante.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario