Amar amor

Celebrar un día como el de los enamorados es reafirmar la esencia de lo que realmente importa en la vida. Lo recurrente puede ser llegar a caer en la trampa comercial, esa que dice que se quiere más porque se adquiere más. Incluso podemos hacernos los fuertes para negarnos en rotundo a pasar por el aro y objetar de este día haciendo compromiso de no gastar más de lo preciso. Luego, a lo mejor, también vale, ya de paso, reflexionar sobre el verdadero sentido de amar, como verbo al pronunciarlo, que nos mueve como pocos a la acción.

Amar es querer por dentro aunque el envoltorio también cuente, es no buscar la eterna juventud picando de flor en flor sin terminar nunca de hacer nido, es tener una boca y dos orejas, es no tirar la toalla a las primeras de cambio, es no idealizar sino asumir, es no quedarse sólo en uno, ni en dos, es darse juntos en otras cosas…

La verdadera esencia del amor es la que cada uno construye y que se afianza con cada año, porque a más camino recorrido es más fácil y cansa menos. Esto se puede decir muy pronto y muy rápido, pero no es sólo cuestión de cosquillas en el estómago por alguien, eso es sólo la chispa que enciende el fuego.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario