Andalucía va a más

El profesor andaba explicando en la pizarra. Había escrito algunos ejemplos y cuando acercó su mano izquierda hacia el borrador que estaba reposando en el estante de la pizarra, sintió un chasquido doloroso en su hombro y tuvo que suspender la clase. Acudió, al día siguiente, al médico de cabecera y éste la habló de una bursitis, de una posible infiltración y de un mes de baja. El profesor pidió cita para la infiltración. El dolor seguía siendo insoportable. Le dieron cita para un mes y medio más tarde –la sanidad andaluza va a más-. Entregó la baja en su centro de trabajo, confiado en que al día siguiente, la Delegación mandaría un sustituto. Pasaron quince días y el sustituto no llegaba, el profesor no podía crer que en la Andalucía de la educación bilingüe y los centros TIC, se tardara tanto en mandar a alguien para dar clases. El sustituto no llegó hasta la tercera semana de baja –la educación en Andalucía va a más-. Son historias cotidianas en época de promesas electorales, reales como la vida misma, que demuestran el deterioro al que se somete a la sanidad y la escuela pública en esta Andalucía de la tercera modernización.

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario