Apagón analógico

Se acerca el apagón analógico. Madre. Qué susto. Después todo será TDT. O sea: modernísimo. Un montón de canales para que veamos los mismos de siempre, eso sí, en calidad digital. Hace poco escuché un anuncio de un móvil: el comprarlo te regalaban un millón de canciones. ¡Un millón! ¿Para qué quiere nadie un millón de canciones? Es imposible escuchar tanta música. Con esto de la Tele pasa lo mismo: incluso con la excesiva cantidad de horas que pasamos ante la tele no podemos abarcar una oferta tan abrumadora de canales. Todo es esta sociedad de consumo se vuelve desproporcionado, sin medida. Adquirimos muy por encima de lo que usamos: comida, música, ropa, televisión, libros… Somos, más que una sociedad de consumo, una sociedad de acumulación. Queremos tener, pero no siempre porque queramos comer, escuchar, ver o vestir. Es mucho más importante el acto de poseer que el de dar uso y disfrutar de lo comprado. Una locura, si se piensa un poco. Sobre todo si tenemos en cuenta que todo aquello que no estamos usando es lo que les falta a tantos otros.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario