Arcenes

La carretera que une Palos y Mazagón es peligrosamente peatonal: gentes llegadas
de cada punto cardinal pasea por ella, o pedalean, cargan bolsas, maletas, conversan en grupos, van
o vienen de las fincas hasta la gasolinera, o hasta Mazagón, rodeados por un inmenso mar de plástico
agrícola. Ya hemos tenido algunos atropellos mortales en años anteriores, pero no parece que se haya
mejorado en nada esta situación. Imagino que no será fácil, aunque tampoco parece complicado hacer
un camino paralelo, o un servicio de autobuses… no deberíamos esperar tener más cadáveres sobre el
asfalto para tomarnos esto en serio: son personas, trabajadores, y precisan de unas mínimas
condiciones de seguridad para sus desplazamientos desde la fincas hasta los municipios. Una
actividad económica que genera tantos beneficios debería cuidar de estos “pequeños detalles”: les va
la vida en ello.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario