Arrancad de cuajo mis entrañas.

Arrancad de cuajo mis entrañas,
mis piernas, mis pálidos misterios.
Arrancad de golpe y en esencia.
Arrancad mi alma salpicada de canela.

Pero hacedlo sin tocarme y dejándome en mi sitio,
delicadamente como besos de nubes.
No me pidáis adioses ni últimos recuerdos,
no me pidáis que derrame sangre
como si fuera flor.

Me recordareis en el humo, en la sombra,
en vuestros vientres rosados,
en las perchas colgando palabras y límites…

Estaré en casa esperando viejos amigos.

Lupe García Araya.

Del libro “Imágenes de agua y tiempo ”

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario