Artículo 15

El primero de los derechos que aparece recogido en el Estatuto, en su artículo 15, es el de la igualdad entre hombres y mujeres. Parece que va en serio, porque luego se vuelve sobre el mismo tema un par de veces, y hasta de cuidar el “impacto de género” en la elaboración de las leyes se han acordado, por si alguien dudaba que cuando se habla en ellas de los andaluces se nos incluye también a las andaluzas. Por supuesto que no hace falta que el Estatuto lo diga, eso de que somos iguales, pero a la vista de la situación de desventaja o incluso abierta discriminación que aún padecemos las mujeres en Andalucía, pues no está mal que hayan empezado por ahí, por recordarlo. Lo que sí está muy mal es lo que luego pasa: que las mujeres siguen ganando menos que los hombres en puestos similares a ellos, que la llamada conciliación tenga tantas trabas, que las guarderías no sean gratuitas, que los empresarios no contraten a mujeres jóvenes… Y tantas otras cosas, asuntos de la vida cotidiana, que necesitan de sus leyes correspondientes para que del dicho al hecho no haya tanto trecho y las buenas intenciones no se queden sólo en eso. Si no, a partir de ahora tendremos más que motivos para poner colorados a los políticos recordándoles lo que pone en el Estatuto.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario