Artículo 21

Cada vez que se habla de educación hay conflicto; por ello vamos cambiando de legislación y, lo que es más grave, de modelo. Me sorprende el acuerdo del nuevo Estatuto andaluz, cuando hay tantos intereses en juego. Da la impresión que salvando alguna que otra cuña ideológica como la referencia a la laicidad de la enseñanza pública, el citado artículo 21 se limita a recoger un montón de principios (deseos) y alguna que otra realidad ya conseguida o incipiente.

No estamos ya en esa otra época, no muy lejana, en la que el mayor avance político era garantizar una educación pública primaria, más uniforme que igualitaria. Ahora estamos hablando de ofrecer una educación casi a la carta donde quepa casi todo y pagada, claro está, con fondos públicos. Fíjense cómo el mismo articulo del nuevo Estatuto “garantiza” el derecho a una educación “permanente y compensatoria”. Pero luego habrá que repartir el presupuesto y las prioridades no quedan claras: por eso, unos gobiernos se fijarán más en el carácter compensatorio y otros en el multilinguismo o las nuevas tecnologías, por poner un ejemplo. El marco está perfectamente pintado, pero el cuadro es otra cosa. Me temo que el nuevo Estatuto va a durar más que el último modelo educativo.

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario