Aunque aceptemos “pulpo”

Vale, damos por buenos los datos pese a que sabemos las trampas que hay detrás de ellos (el PIB es un índice cada vez más cuestionado por los economistas y se ha visto que el crecimiento del empleo es muy relativo), aceptemos como grandes logros de las políticas de austeridad el leve repunte económico o unos presupuestos generales del estado que recuperan una mínima parte del gasto social que recortaron en anteriores ejercicios. Vamos a suponer que, ahora sí, esto supone que se ha tocado fondo y que ahora lo que toca es entrar en otra etapa de crecimiento, que volveremos a ver gráficas ascendentes en los habituales índices macroeconómicos. Nos tragamos, aunque sea a regañadientes, que nuestros esfuerzos (los de los curritos, claro, porque los ricos no han hecho el más mínimo sacrificio), los 2.789.215 personas que han emigrado desde España, la pérdida de poder adquisitivo de la clase obrera, el aumento de las jornadas laborales… han servido de algo.

Pero, ¿y qué? ¿Qué ha cambiado? ¿Ha habido alguna reforma seria que impida que se repitan los errores del pasado? ¿Se ha aprovechado para corregir desigualdades? ¿Se ha legislado para evitar la generación de nuevas burbujas? ¿Se ha apartado a los que generaron la situación de crisis de los puestos que ocupaban en empresas y administraciones? ¿Ha habido alguna “reinvención”, “refundación” o cualquiera de las otras grandilocuentes expresiones que se acuñaron en 2008 por los dirigentes políticos, de las instituciones, del modelo productivo, de la economía financiera que nos permita suponer que no volveremos a sufrir otra crisis similar?

(http://meicas.blogspot.com.es/2007/01/se-acepta-pulpo-como-animal-de-compaa.html#.VeHPQbPyNC0)

Dibujo Macus Romero

Nada, no se ha hecho nada de eso: para poder ofrecer datos “alentadores” el gobierno está vaciando el fondo de la Seguridad Social (la hucha de las pensiones), se vuelve a aferrar a las viejas triquiñuelas que nos trajeron hasta aquí o sigue sin reconocer que hechos como que la crisis china terminarán afectando a la economía europea y, lo que es peor, se sigue creyendo que del drama que sufren hoy tantas personas se sale por la senda del sacrosanto “crecimiento”, que se trata de “volver” a como estábamos antes sin entender que la crisis que sufrimos no sólo afecta a lo financiero, también lo social, lo moral, lo ecológico o lo político entraban en el paquete. Y nada de eso se ha afrontado. Así que, aunque “aceptemos pulpo como animal de compañía” pronto nos veremos hablando de lo mismo.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario