Bandas callejeras

“Parecen bandas callejeras con trajes de marca”. Eso dijeron los jóvenes que fueron al
Senado, como parte de una actividad escolar. Sus profesores pensaron que sería buena
cosa que vieran el funcionamiento de las instituciones democráticas por dentro, que
vieran la política de cerca. Acudieron a una sesión de control al Gobierno. Y profesores
y alumnos salieron escandalizados y abochornados por el espectáculo ofrecido. Tanto
que han escrito una carta al presidente del Senado con las valoraciones de los chicos y
pidiendo explicaciones por lo ocurrido: insultos, voces, abucheos… El descrédito de los
políticos es patente, sobre todo entre los jóvenes. Verlos en plena faena, en esa negación
del diálogo y el entendimiento que suelen ser los Ayuntamientos, Parlamentos y demás
órganos de representación, pues verlos así impresiona. Pero estamos en democracia, y
hay que decir que tenemos los políticos que merecemos. Porque podemos votarlos, pero
también botarlos. Deberían representarnos: a nosotros y a nuestros intereses colectivos.
Cuando no lo hacen hay que botarlos. Y seguir buscando hasta que encontremos
políticos de valía que devuelvan el lustro al ejercicio político. No será fácil convencer a
todos esos jóvenes decepcionados y descreídos de que la política puede ser digna y
respetuosa, ilusionante y transformadora. Pero si no lo hacemos nos instalaremos en una
especie de totalitarismo democrático. Con trajes de marca, eso sí.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario