Bienvenido al paro

No es por amargarle el domingo, pero si usted está en el grupo de los que aun cobran por el trabajo que hacen, sepa que posiblemente a esta hora, en algún rincón recóndito del mundo, alguien acaba de decidir que dentro de poco tiempo eso dejará de ser así. Primero recortarán su salario, luego recortarán sus derechos laborales, para, finalmente, terminar despidiéndolo e incorporándolo a la lista de los millones de parados. Y no crea que le quedará un subsidio con el que ir tirando dignamente porque, a esta hora, en otra parte del mundo, alguien está decidiendo que hay que recortar las partidas destinadas a la prestación por desempleo. Y no espere ayuda de sus padres, que son a los que se recurre en estos casos, porque su pensión tampoco quedará para muchas alegrías. Mientras esto ocurre alguien se frotará las manos contando las ganancias y a usted le dirán que siga tranquilo. ¿Les hará caso?

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario