Blanca

Hemos celebrado el Día Europeo contra la trata de personas, a propósito
nos obliga a reflexionar sobre un tema en el que se suele hablar de la
mujer explotada y del proxeneta que la explota, pero casi nunca se hace
del cliente, o sea de esa persona corriente que, si nos atenemos a la
definición de cliente simplemente realiza una transacción económica a
cambio de un servicio. Pero la realidad no es tan plana ni tan simple.
Detrás de la prostitución se encuentra una red que mantiene en condiciones
de esclavitud a más de 1.300 mujeres en España, aisladas y maltratadas.
Escuchar frases como que es un negocio rentable o que si las mujeres están
ahí es porque les conviene, no justifica la indiferencia con que asumimos
una situación de tanta indefensión, donde salir de ese mundo puede costar
incluso la vida. No normalicemos una práctica que vulnera el derecho más
básico: vida, libertad o dignidad.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario