Blindados

La parrilla de la tele es una especie de radiografía de la sociedad. El viernes por la noche, en un programa de reportajes, aparecían un puñado de gentes (inmigrantes en su mayoría) que, en la capital de nuestro país (octava potencia mundial y todo eso), vivía en infraviviendas (con humedades, sin luz, sin agua, sin ventilación, etc). En paralelo, en otro canal: tertulianos de la nadería hablaban de cuestiones rosas. El sábado por la noche, en Informe Semanal, una paseo por Rwanda ponía los pelos de punta, África siempre herida, siempre hiriente. Y en paralelo, también, más nadería. Así somos: convivimos con el horror y con la injusticia, con la miseria de tantos (cerca y lejos), pero eso sólo nos conmueve un instante, el tiempo de hacer zaping y buscar algún canal que nos ayude a evadirnos. La sociedad de la comunicación nos ha traído los conflictos y el sufrimiento de tantos justo hasta el salón de casa, a todo color y en tiempo real. A cambio: nos ha enseñado a blindarnos frente a toda esa dolorosa dosis de realidad, a impedir que nos afecte. A no mover más que el dedo del mando a distancia.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario