Bocados

A bocados están deforestando Punta Umbría y su entorno. Recuerdo de pequeño como su única carretera de acceso era una especie de túnel verde que desembocaba en la playa y que la urbanización Pinos del Mar estaba engullida por ese mismo manto. Hoy Pinos del Mar es un barrio más y ese afán urbanizador avanza cual marea año tras año. Da igual que sea para ampliar la depuradora o por aquella orgía de hoteles previstos que poco a poco se está cumpliendo. Vamos que es volver a caer en el mismo error de jugárselo todo al ladrillo. Pero cuando el atractivo de Punta Umbría reside precisamente en ese entorno natural, desde la marisma a la larga playa, a sus pinares, enebros, camaleones, erizos, caminos de arena y de bici, ¿no será absurdo eliminar eso que la hace diferente? Más necesario sería reconstruir el casco urbano, dignificándolo y, sobre todo, entender que una vez has destruido tu patrimonio natural, te haces vulgar.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario