Bolonia

Muchas veces resulta difícil hablar de algo local sin referirse al punto de origen, al lugar donde se toman las decisiones. Quería hablar de nuestra universidad -pública-, de cómo uno observa un extraño proceso de privatización, de alumnos que viven atosigados por completar créditos, pagandolos como si de una mercancía se tratara, pero también estresados por culminar la carrera de obstáculos -exámenes, trabajo, asistencia obligatoria a clases que se superponen, …- que les conducirá a la obtención de un título -no sabemos si de muchos conocimientos-, de profesores trabajando en precario y con una exigencia de productividad digna de la más explotadora de las fábricas, de gestores agobiados porque las titulaciones que ofrecen no son rentables económicamente. Iba a hablar de todo ello, desde esta esquina del mundo, pensando en que entre los rectores, vicerrectores, decanos y vicedecanos, de nuestra Universidad iba a encontrar a algún responsable por el panorama encontrado, pero me dicen que no, que para eso tengo que dirigirme a la ciudad italiana de Bolonia, porque allí se reunieron los ministros de educación de Europa y decidieron las directrices del Proceso de Convergencia, cuyo objetivo, según se desprende del panorama que nos encontramos, es una privatización de la Universidad que no mejora el servicio que presta pero que sí abre un mercado nuevo para ávidos de negocios.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario