Cadena perpetua y derecho penal

Hola a todas y todos.

Me asusté un poco al ver la noticia siguiente:

[“El PP propone introducir la cadena perpetua revisable.”->http://www.publico.es/espana/400434/el-pp-propone-introducir-la-cadena-perpetua-revisable.]

Recogía la posible incorporación de la cadena perpetua al Códgio Penal, si el PP llega al gobierno. Así lo dice Federico Trillo, según esta noticia.

Como de tanto trabajar con esquizofrénicos paranoides me he vuelto desconfiado, le di un recorrido a las páginas Web de El País, El Mundo, ABC, La Vanguardia e Intereconomía (apasionante esta última). En ninguna se hacía mención a esta posibilidad. Casi me sentía aliviado, hasta que me encontré con la misma noticia en la Razón y en RTVE. Así que no era una manipulación informativa o un malentendido.

Los argumentos para incorporar la cadena perpetua revisable son algo pedestres, como que solo dos países en Europa no tienen cadena perpetua y uno es España. Bonito argumento, del estilo de “como todos mis amigos se emborrachan los sábados, yo también”.

De joven, Carlos Marx, equivocado en muchas cosas, trabajó de redactor en un periódico. Le tocó cubrir un juicio contra unos jornaleros que habían robado leña en un monte privado. Hacía frío (Renania, en invierno) y no tenían con que calentarse. Así que robaron la leña, y les cogieron. El joven Marx se preguntó cómo era posible que hubiera una ley tan dura que castigara a unas personas por intentar cubrir una necesidad tan básica. Concluyó que los códigos legales los escriben los que detentan el poder, para proteger sus intereses, no buscando el bien común.

Había una pintada en el barrio de Zofío, en Usera, la mar de ilustrativa. Una niña cogida de la mano de su madre le pregunta: “mamá, por qué los ricos no van a la cárcel”. Si K., esquizofrénico y heroinómano se mete en un trastero a robar polvo y arañas (otra cosa no había), se come trece meses en Navalcarnero. Si Emilio Botín nos roba a todos, elude la cárcel con una fianza de 20.000 millones de pesetas (que depositó en el banco designado por la Audiencia Nacional… una sucursal del Santander, ¡anda! su banco) y por la tarde es recibido por el ministro de Economía. Posiblemente Marx, equivocado en muchas cosas, tenía razón en esta.

En época de crisis, y cuando se pone de manifiesto que la contestación social no ha hecho más que arrancar (así lo preveen los cuerpos policiales estatales y autonómicos, preocupados por lo que les toca), se ponen en marcha una serie de mecanismos de control social: la criminalización de los contestatarios (del 15M, los que se forran con las camisetas verdes), la utilización de la propaganda camuflada de información (Telemadrid) y, si esto falla, en endurecimiento de la represión en la calle y en las leyes.

Afortunadamente, existen alternativas a la ley del Talión. Como la que representa [Otro Derecho Penal Es Posible->http://www.otroderechopenal.com]. Lo forman personas y colectivos, entre los que hay juristas (fiscales, jueces y magistrados incluídos), profesores de Derecho y gente vinculada a la pastoral penitenciaria. Unos bandarras perroflauticos, si señor.

[Interesante su documento sobre los mitos comúnmente aceptados sobre nuestro sistema penal-> http://www.otroderechopenal.com/index.php?option=com_content&view=article&id=3&Itemid=20]:

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario