Carreras urbanas

No es necesario visitar la web de “youtube” para comprobar cómo se realizan carreras en la carretera de la Sierra; ni siquiera es preciso comprobar los índices de siniestralidad para comprender que el tráfico se está convirtiendo en un problema serio. Sólo cuando nos roza el peligro o la desgracia palpamos la gravedad, porque, aunque lo sabemos, quizá estemos mirando para otro lado. Hace unos meses, una vecina tuvo la desgracia de experimentar en carne propia el atropello de su madre, por culpa de un conductor que decidió realizar un giro prohibido en la Avda. Fuerzas Armadas. Hace pocos días, alguien más cercano estuvo a punto de correr la misma suerte por culpa de dos conductores que se “picaron” en las proximidades de la Isla Chica. Tuvo más suerte, o era más joven, más ágil o talvez no era su hora. Ahora que llegan fiestas tan señaladas, dicen que nos van a controlar más. Está bien, pero no es suficiente: es cuestión de educación social, de los jóvenes, y de los adultos; de quienes permiten cilindradas de infarto o disculpan las infracciones o las copas de más; que nos protejan pero que no dejen de hacerlo cuando pasen el turrón y las uvas.

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario