Carta al cerebro

Querido cerebro:

Sé que te parecerá raro que me dirija a ti de esta forma, a modo de carta, pero también se de antemano lo que te gusta cultivarte. Por ello permíteme que lo haga así.

Desde hace tiempo he sentido una profunda admiración y respeto por tu saber estar y por tu vida destacada. Tus grandes hazañas y proezas en torno a todo lo que conlleva el aprendizaje, han hecho de ti todo un ejemplo a seguir.

Calculador y frío, distante a veces, has mantenido la calma en momentos especialmente difíciles de hacerlo.
Ayudado siempre por otras personas que han realizado auténticos progresos en tu capacidad, mano a mano con la memoria y coordinándolo todo a modo de director, has hecho del cuerpo todo un ejército a tus ordenes.

Pues bien ya va siendo hora que me subleve y te diga que, durante un tiempo, voy a provocar una revolución, y te voy a prestar la atención necesaria.
A partir de ahora el cuerpo ejecutará mis ordenes mandadas con las mejores intenciones y sin querer dañar a nadie.

Lo siento, pero durante un tiempo asumo el mando.

Firmado:
El corazón.

The following two tabs change content below.
anawin33@yahoo.es'

Zebedeo

anawin33@yahoo.es'

Latest posts by Zebedeo (see all)

You may also like...

Deja un comentario