Caso Couso

Crimen de lesa humanidad: así considera el Supremo que fue el asesinato
del cámara de televisión José Couso, y por eso ha ordenado a la Audiencia
Nacional reabrir el caso. Una muerte cuyos detalles son bastante conocidos,
pero quizás no lo sea tanto la batalla que emprendieron la madre y los hermanos
de José para conseguir sentar en el banquillo a los responsables del delito.
Para ellos no se trata sólo de hacer justicia, sino de denunciar el cerco
a la libertad de expresión y la intoxicación informativa de la que todos
somos víctimas, de ser la voz de tantas víctimas iraquíes, enmudecidas y
olvidadas: así lo explicaba Javier Couso cuando estuvo en Huelva hace unos
meses. Ahora el fallo del Supremo viene a darles la razón, y a recordar que
la justicia española es competente para investigar crímenes contra la humanidad,
algo que ya sabíamos desde el sonado caso Pinochet. Tal vez la familia de
Couso no consiga finalmente que se haga justicia, pues los tribunales estadounidenses
han denegado hasta el permiso para interrogar a los acusados. Como quizás
tampoco pague nunca sus crímenes el dictador chileno. Pero en verdad eso
no es lo único que importa. Lo valioso es la ejemplaridad de su lucha, cargada
de razón moral. Y que vayamos dando pasos hacia una justicia global.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario