Cele

Cele ha llegado, aunque en realidad ya estaba aquí, la diferencia es que antes era un anhelo y ahora una certeza. Por azar hemos pasado de ser desconocidos a caminar juntos por la vida en eso que se llama familia. Aquí todos ponemos de nuestra parte, nosotros la experiencia, los brazos, y esas otras cosas raras como la casa, el sueldo, el coche, y ella pone casi todo lo demás, las ganas de luchar, de desarrollarse, de compartir, y pone, sobre todo, los besos, que como todo el mundo sabe es el mejor abono para crecer feliz. Si todo fuera tan fácil el mundo sería de otra manera, pero Cele, a pesar de ser tan pequeña, trae su mochila con pesadas piedras impropias de su edad, piedras que habrá que ir sustituyendo por recuerdos buenos o no tanto, pero recuerdos de una infancia que le permitió llegar a ser quien quiera ser. Cele, bienvenida a esta “nueva” vida, que es la tuya, y a esta casa, que es la nuestra.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

2 Responses

  1. Anónimo dice:

    …y bienvenida a la familia que va más allá del techo común. Compartiremos parte del trayecto, amasaremos vida entre todos. La de tus padres y la tuya ya ha cambiado, los demás nos ponemos a tiro.

  2. alargaor dice:

    Seas muy bienvenido, pequeño Cele
    Ah!, y espero que, con la estimable ayuda de gente crítica y luchadora, como tus padres, tengas un futuro pleno de….casi todo lo que no hay ahora, e incluso no se parezca en absoluto. Que ganemos alguna vez los buenos sobre los malos.
    Un besiko, Cele, y ála, a reclamarlo.( Pero sin berreos, vale?)

Deja un comentario