Cena de Navidad (5)

Hace sólo diez horas Jose, el pequeño de los hermanos, recorría las calles de Freetown, aquella ciudad africana donde se acumuló la miseria de miles de esclavos liberados y dejados a su suerte. El contraste era brutal e insoportable, aunque el deseo de estar con los suyos lo hacía más llevadero. El “jet lag” de los que viajan de una de las zonas más pobres del mundo a una de las zonas más ricas del mundo no tiene que ver con la adaptación de horarios, tiene que ver con el choque de dos civilizaciones que no chocan por diferencias culturales sino por diferencias económicas. No quería estropear un encuentro tan deseado y necesario: para su madre, pero también para él, que había soportado casi un año la lejanía de los suyos. Y aguantó estoicamente el cinismo de Roberto, el hermano mayor, los comentarios racistas de Israel, el desprecio que parecían mostrar todos a los detalles, al esmero, al cariño con que su madre había preparado aquello. Hasta que no pudo más, pasó lo que tenía que pasar, lo de todas las navidades. Y en ese momento deseó con todas su fuerzas que aquello terminara, deseó volver a encontrarse con los suyos, en Freetown.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario