Centro de inserción social

Un grupo de vecinos de la zona de Vista Alegre, se está movilizando contra la instalación de un centro de inserción social en el barrio. Argumentan que no lo sabían cuando compraron sus viviendas y que no quieren semejante institución en las cercanías. El incidente se repite, con cierta frecuencia, al construir centros de atención a colectivos sociales excluidos, en zonas urbanísticamente cotizadas.

En esta ocasión, no argumentan con fuerza el miedo o la peligrosidad de los usuarios, ya que es más que evidente que dichos centros no acarrean inseguridad añadida a la zona (lo sabemos bien los vecinos de la Isla Chica que llevamos muchos años conviviendo con un prisión). Ahora se agarran al planeamiento urbanístico, pero en el horizonte se atisba el temor a la depreciación de sus flamantes viviendas. En el ojo del huracán está el Ayuntamiento, que llega a un acuerdo con el Gobierno central y le toca lidiar con las protestas vecinales. Esperemos que el interés general prevalezca, y que el nuevo centro de inserción social signifique una apuesta atrevida por las alternativas a las penas privativas de libertad; que no sea una réplica molona de la prisión antigua. La reinserción social necesita mucho más que un edificio; depende, sobre todo, de la voluntad de la sociedad por aceptar a quienes deciden volver a ser vecinos, como antes.

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario