Ciudadanía, sí, así

Con la cantidad de problemas que tiene la educación, es doloroso que parte de la Iglesia siga empeñada crear polémica con la dichosa asignatura de Educación para la Ciudadanía. Una vez más dan la impresión de no enterarse de la película: como si esa formación de conciencias que ellos dicen que “es derecho de los padres” se pudiera conseguir en una hora a la semana; y como si ciertos criterios morales, que están en su derecho de discutir, no pudieran hablarse en clase de Lengua o de Biología… Esas declaraciones dogmáticas de los obispos contra la asignatura -entre ellos el de Huelva hace unos días, y es una pena, porque D. José Vilaplana es un hombre tolerante y abierto al diálogo- retratan el desfase creciente entre el autoritarismo doctrinal de la Iglesia, cada vez más cerrado, y la mentalidad abierta y pluralista que asumen hoy muchos cristianos. A cada nuevo desafío que enfrenta la sociedad, la Iglesia reacciona con miedo, o con agresividad apologética, y cuando quiere coger el tren ya llega tarde. Hay otra asignatura que sigue estando pendiente para ella: la del diálogo hondo y fructífero, la de proponer sin imponer.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario