«Ciudadano»

Escojamos la definición más completa de la RAE: «Habitante de las ciudades antiguas o de Estados modernos como sujeto de derechos políticos y que interviene, ejercitándolos, en el gobierno del país». Enfrentemos este término a «súbdito», que se define como «natural o ciudadano de un país en cuanto sujeto a las autoridades políticas de este». Y valoremos cuál nos define mejor: ¿sentimos que somos sujetos de derechos políticos o más bien nos sentimos “sujetos” a las autoridades?. La recuperación de la ciudadanía tal vez sea uno de los mayores retos pendientes en las democracias modernas: nos somos ciudadanos por nacer en una democracia, somos ciudadanos cuando “ejercemos” como tal. Cuando asumimos un papel activo en el gobierno de nuestras ciudades, de nuestra autonomía, de nuestro país. La ciudadanía, o se ejerce, o la secuestran. Como de hecho ya está ocurriendo en muchos ámbitos de nuestra vida, ámbitos sobre los que sabemos y sentimos que no tenemos absolutamente ninguna influencia, ni capacidad de decisión u opinión. Y en la medida en que los ciudadanos dejan de serlo, en que permiten que se les secuestren sus derechos, en esa misma medida la democracia muda en totalitarismo. Eso no ocurrirá un día, una fecha concreta. Eso está ocurriendo, lentamente, convenientemente barnizado: se precisa con urgencia un buen montón de hombres y mujeres, dispuestos a recuperar su condición de ciudadanos, para frenar este virus que circula por las venas de nuestras sociedades modernas.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario