Ciudadanos o clientes

Cuando en nuestro país comenzó a hacerse la transición política, el movimiento
ciudadano era un movimiento fuerte, capaz de reivindicar y ofrecer alternativas
concretas. Poco a poco este movimiento ciudadano fue debilitándose y pasó a
convertirse en mero organizador de festejos y actividades pseudoculturales. A pesar
de lo mucho que se luchó para que los ciudadanos fuésemos actores de la vida
política, lo cierto es que de un tiempo a esta parte somos meros clientes. Hemos
pasado a ser electores de gestores políticos, que derivan la gestión a otros
gestores privados, y nos convertimos en individuos aislados, receptores de los
servicios de una empresa. Y la ciudadanía y lo público de van debilitando. Pero eso
ya no parece importar. Por eso, ahora que viene una época de promesas electorales
conviene que exijamos la defensa de los servicios públicos en los programas de los
partidos, que exijamos la gestión del bien común a nuestros ayuntamientos y a
nuestras comunidades autónomas. La democracia hay que ganarla cada día, no sólo con
el voto, sino potenciando también la participación y la reivindicación ciudadana,
haciendo que las asociaciones de vecinos vuelvan a interesarse por lo político, que
no es otra cosa que interesarse por la vida cotidiana y por una mejor calidad de la
misma.

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario