Cleptocracia

Hay tantos “más de lo mismo” en el panorama de los que a ustedes no les apetecerá leer nada y a mi no me apetece escribir, que podríamos caer fácilmente en abordar cualquier otro asunto: el fútbol por ejemplo, hoy es lunes y la jornada de liga nos ha dejado jugosos temas que abordar. Sin embargo, esos otros asuntos a los que llamamos “más de lo mismo” a los que ya dijimos que no, que nos están engañando, que no es una crisis, que es una estafa, que estamos gobernados por ladrones y que el sistema político que nos rige es una “cleptocracia” -el gobierno de los “chorizos”- lo ha llamado alguien, esos otros asuntos ya les aburrirán a ustedes.

Pero insistiremos, y es que en esa ambición sin límites por “levarselo todo calentito” está perdiendo la ciudadanía un capital que no le permitía muchas florituras pero sí, al menos, ciertas seguridades, ciertas garantías: la seguridad de que los niños iban a ser educados en un sistema de calidad e igualitario, la garantía de que si eras víctima de maltrato el sistema te protegía, la seguridad de que un despido no salía gratis, la garantía de un sistema de pensiones que permitía tener una jubilación tranquila, la seguridad de un sistema sanitario que cuidaba de nuestra salud incluso cuando aun no estabamos enfermos…

He dicho que todo eso lo estamos perdiendo y me equivoco en esa afirmación. Lo correcto es decir que nos lo están robando: por cada euro que un corrupto pone al buen recaudo de una cuenta suiza, por cada comisión que a un gestor le anima a elegir, no la mejor oferta para la ciudadanía sino la oferta del “untador”, por cada céntimo evadido de los impuestos por las grandes fortunas, por cada nómina engordada con suntuosas cantidades, podemos tener claro que se está descontando la misma cantidad a lo que corresponde de las partidas de sanidad, de educación, de protección social o de obra pública.

El saqueo continúa y uno, contemplando por ejemplo, cómo se escatiman pruebas en la sanidad privada se teme que pretendan sacar tajada privatizando un sistema sanitario mucho más eficaz de lo que acostumbramos decir, observa cómo en Educación y en Servicios Sociales se desvían ya muchos fondos para lo privado y recuerda con rabia cómo fue privatizado un sector industrial y financiero que hoy está permitiendo engordar la saca de unos cuantos listos y que, sin embargo, podía estar sirviendo para aligerar los “problemas” de liquidez que se usan para justificar la ristra de recortes que sufrimos en los últimos años.

A lo mejor no les apetecía que les hablara de esto, ya les dije. Y a mi me apetecía escribir sobre otros asuntos pero la situación requiere que seamos audaces y que procuremos acudir a las causas de las cosas que pasan. Aunque sólo sea para que no sigan robándonos.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario