Comedor escolar

La comida ha dejado de ser una prioridad para la educación de nuestros hijos, y ha sido sustituida por los 0 y los 1 del código binario de los ordenadores. Eso se desprende de la paradoja de dotar a los niños de primaria de portátiles y pantallas digitales mientras que las subvenciones en apoyo a los comedores escolares hayan disminuido sensiblemente. Perdonen la simplificación, pero es que es tan obvia que es imposible no caer en ella. De las muchísimas carencias que tiene nuestro sistema educativo uno de las peores es la poca adaptación con el ritmo profesional de los padres, y ahí es donde el aula matinal y el comedor juegan un papel indispensable. La situación económica, con sus hipotecas, su precariedad y sus eres, no permite el abandono del trabajo por parte de uno de los padres para poder mantener el ritmo escolar de nueve a una y media. Escuela pública, flexible y de calidad… ¿acaso no debería ser una prioridad?

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario