Comer de la basura

En los contenedores de basura que hay frente a los supermercados se puede ver, con frecuencia, a gente buscando comida. Sacan bandejas de carne intactas, imagino que pasadas de fecha, fruta, verduras, productos lácteos, de todo. Eso pone de manifiesto dos cosas: que tiramos mucha comida y que hay gente muy pobre. Y estas dos cosas, juntas, resultan lacerantes. Primero, porque el despilfarro de esta sociedad es un insulto para tanta gente que pasa necesidad, aquí y en el Sur: vivimos muy por encima de nuestras necesidades, y sobra de todo, porque es imposible consumir todo lo que ponen a nuestro alrededor. Y segundo, porque en una sociedad tan saciada no es de recibo que haya gente pasando necesidad, obligada a rebuscar entre los desechos para llenar el estómago y la nevera. Las cosas no pueden ser así, no deben ser así. Los contrastes nos denuncian, ponen en entredicho nuestro modelo, dejan en evidencia las debilidades de esta sociedad nuestra. Rebuscar en los contenedores buscando comida les hace perder cierta dignidad. Tirar comida a espuertas resulta bastante más indigno. ¿En qué lado estamos?

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario