Comercio Justo

El 10 de mayo celebramos el Día del Comercio justo, un día para reflexionar sobre nuestras prácticas consumistas: ¿dónde compramos? ¿qué compramos? ¿cómo compramos? En la actual situación de indefensión y de pérdida de derechos que estamos viviendo, el consumo quizás sea nuestra única posibilidad de cambiar cosas. Como consumidores tenemos en nuestras manos y en nuestros bolsillos la posibilidad de generar unas relaciones nuevas basadas en derechos y en prácticas justas y solidarias. No comprar productos que utilicen mano de obra infantil, no comprar en superficies que nieguen los derechos de los trabajadores y tengan a estos en condiciones de explotación, comprar productos ecológicos, pagar directamente al productor, eliminando los intermediarios que encarecen el producto y ningunean a quien produce, boicotear aquellos productos fabricados por empresas que no respeten la igualdad entre hombres y mujeres, exigir un salario digno, etc.

Este año la campaña de comercio justo coloca el cacao como protagonista. Con este alimento se quiere destacar que detrás de muchos productos que consumimos de manera cotidiana, se esconden situaciones de explotación laboral y de grave deterioro medioambiental que consolidan la pobreza y acrecientan los riesgos para la salud de todas las personas y del planeta. Cien mil millones de dólares es lo que generan, cada año, las ventas de chocolate. Pero esta cifra multimillonaria apenas repercute en quienes lo cultivan.

En África occidental los productores de cacao necesitarían cobrar diez veces más por su cosecha para salir de la pobreza extrema, 284.000 niños y niñas trabajan en la cosecha del cacao, más de 12.000 lo hacen en condiciones de esclavitud. Las principales empresas chocolateras, que se comprometieron en 2001 a erradicar estas prácticas, han postergado su cumplimiento hasta el 2020. La explotación infantil no parece ser una prioridad. Podemos cambiar el mundo desde nuestro consumo, no consumamos chocolate que resulte amargo para quienes lo producen. Consumamos chocolate de comercio justo. Sabemos que el cacao de Comercio Justo representa algo más del 1% de la producción mundial. Son unas cuarenta mil toneladas de granos de cacao, cultivadas por personas que han recibido un salario digno, en las que no ha habido explotación infantil y que han sido respetuosas con el medio ambiente. Cuarenta mil toneladas de justicia y dignidad.

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario