«~Comercio (justo)~»

El comercio ha sido siempre una herramienta necesaria para el desarrollo y el crecimiento de la humanidad. Pero en el último siglo se han producido cambios tan decisivos en el sistema de intercambio que sólo un tercio de los habitantes del planeta puede definirlo así. Para ellos –para nosotros- existe un modelo de desarrollo que especula financieramente, flexibiliza el mercado laboral e innova tecnológicamente sin parar. Y crea enormes riquezas. Para otros, para los que no pueden seguir ese ritmo frenético, genera las situaciones de pobreza más absoluta. Así que es cuestión de opciones: elegir ponerse al lado de los poderosos, o de los débiles; quedarse en el valor económico de las cosas, o pensar en su valor social. De ahí surge el comercio justo, una iniciativa alternativa y viable al sistema de mercado actual. Aquí el consumidor sabe que está pagando a los productores un precio justo y real por su trabajo, que les permite vivir con dignidad y asegurar sus necesidades básicas, y que un porcentaje del precio final del producto se destina a proyectos comunitarios. Lo positivo del movimiento de Comercio Justo es que ha nacido de las entrañas del comercio salvaje. Lo esperanzador es que todos podemos participar en la creación de una economía solidaria a escala global.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario