Con envoltorio

“Somos muchos para repartir un solo caramelo”, dice Tere, dueña de una tienda de regalos en mi barrio, mientras me cuenta que “la cosa está regular”. Los pequeños comerciantes son como un barómetro de la economía, de la economía real, no de la de los índices bursátiles: este año ha habido apretón en las hipotecas, y el dinero va para otra cosa, sigue analizando Tere en su particular estudio de mercado. Pero el Ayuntamiento tiene distintas expectativas: a juzgar por el mapa comercial que ha diseñado, no es que cambien las prioridades del gasto, sino que cambian los lugares donde los consumidores onubenses van a gastar. De aquí a unos años se triplicará en Huelva la superficie de centros comerciales con siete nuevos proyectos. Hemos terminado por hacer del ocio y el negocio, ay, una sola cosa, pero aún así siguen pareciendo muchos… A no ser que nos vayamos cargando poco a poco el comercio tradicional de los barrios, que carece de las posibilidades de sobrevivir que por lo menos tiene el del centro. No sabemos cuántos caramelos habrá para repartir en la Huelva del futuro, pero está claro el envoltorio que nos preparan. Una pena.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario