Con este oficio…

Con este oficio

que me impongo hoy

para no engañarme y serme fiel,

porque necesito hablarme así

de vez en cuando,

y alguna vez respirar sin asfixiarme.

Si regalara

mi último verso a alguien,

si diera toda mi vida por mi,

mañana podría despertar

sentada sobre mis piernas

y restos de ciervos muertos

que habrían paseado

a una niña débil y desconocida

por el filo de sus manos.

Creo que hablo conmigo,

me guiño un ojo

y miento descaradamente

como me enseñó una monja.

The following two tabs change content below.

Dos Orillas

Latest posts by Dos Orillas (see all)

You may also like...

Deja un comentario