Con todo el dolor

Las últimas semanas han sido especialmente fatídicas para los accidentes laborales. Desde un derrumbe en el escenario de los Rolling en Madrid, hasta un aplastamiento en una cementera en Almería. Cada día mueren de media en España entre cuatro y cinco trabajadores. Ante este cuadro trágico, hemos perdido toda la capacidad de sorpresa. Las tristes cifras de los accidentes laborales agravan el haber de una cuenta fatídica y se nos cuelgan en el debe la parte que nos corresponde, aunque sea remota. El trabajo causa más muerte que el terrorismo y apenas sirve la denuncia, las inspecciones o los controles de seguridad. Los beneficios están por encima de las personas y eso es culpa de todos, de esta sociedad que hemos creado, que ve normal la muerte por trabajar, que ve normal que no haya condiciones de seguridad, que ve normal que no haya todas las inspecciones que debiera, que ve normal que los causantes paguen una multa y sigan con su rastro de sangre y muerte. Hay que exigir a los sindicatos, a los partidos, a los empresarios y a laa distintas administraciones que pongan los medios, en serio, para frenar tanta muerte y sufrimiento. La persona es sagrada y está por encima de la economía. Urge denunciar, protestar y exigir que acabe esto. Hay ya demasiados muertos.

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario