Concertados

Salvo honrosas excepciones, a los centros educativos concertados se les ha mantenido en una peculiar y beneficiosa situación. A estos colegios se les ha dotado de recursos desde la administración, pero las exigencias han brillado por su ausencia. Parece que la Junta está dispuesta a poner freno -más vale tarde que nunca- y exigirá a todos los centros que admitan cuotas de niños con necesidades educativas especiales -uno se pregunta cómo colegios con un ideario cristiano pueden rechazar y no darle prioridad a estos niños-. Claro que esto traerá polvareda porque se tocará el “sacrosanto derecho a la elección” de otros niños con menos necesidades de atención y casi siempre procedentes de familias con mayor poder adquisitivo, y pondrá en tela de juicio el prestigio de centros que basan éste en eso de la nota media y no en la respuesta real a la necesidad de los niños que entran por la puerta.

The following two tabs change content below.

Javier Rodríguez

Latest posts by Javier Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario