Conquistar la esperanza

Ha comenzado un nuevo año. Atrás ha quedado lo antiguo, con sus sus crisis y sus miedos. Esta nueva época que comienza debe ser la época de la esperanza. Esperanza de un mundo en paz, donde se entierren las bombas, los tanques, los aviones; esperanza de un mundo solidario, donde las diferencias sociales terminen definitivamente por erradicarse; esperanza de un mundo justo, donde nadie explote a nadie, donde el centro de la economía y de la sociedad sea el ser humano, sin distinción de credos, razas o religiones; esperanza de amor, donde sea verdad eso de que somos hermanos, dueños de un mismo corazón que late acompasado con el nuevo mundo que está naciendo; esperanza de respeto al medio ambiente, para que la Madre Tierra sea tratada como madre y sea cuidada y respetada. Esperanza de que las cosas cambien, de que todos nos sintamos miembros de este planeta con derechos plenos. Pero la esperanza no llega sola, hay que conquistarla, hay que forzarla, como decía Labordeta, para que pueda ser. Este año que comienza debe cogernos con el traje de faena puesto, en el tajo, en la mina, en la tierra del compromiso solidario. ¡Feliz esperanza!

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario