Contra el desánimo

He estado charlando este verano con algunos amigos, antiguos militantes de la
solidaridad, y en todos ellos he notado desánimo, escepticismo, apatía. Han dejado
de creer en la utopía del cambio, de la transformación social. Han aceptado sin más
que éste es el mejor mundo de los posibles y que lo único que se puede hacer es
vivir honradamente y ser un “buen profesional”. Definitivamente han bajado los
brazos y se han dejado vencer por la “privacidad” que impone esta cultura de la
satisfacción que tanto daño nos está haciendo. Por eso, quiero que esta columna de
hoy sea un canto a la esperanza, un canto a no bajar la guardia, un canto a seguir
luchando en esta batalla contra el desánimo. No podemos ni debemos dejarnos vencer.
Frente a esta cultura de la satisfacción que el sistema nos impone hay que
contraponer una cultura de la solidaridad que nos haga seres sociales que van al
encuentro de los otros, para con ellos construir, transformar, cambiar. No podemos
vivir tranquilos si a nuestro alrededor -y nuestro alrededor es el mundo- hay
personas que sufren a causa del egoísmo y la “satisfacción” de otros. Mientras la
desigualdad siga campando a sus anchas, hemos de seguir luchando y creyendo en la
utopía. Se lo debemos a los que sufren y a la historia.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario