Contra el olvido

La lista de desencuentros e intransigencias en torno a la fosa de La Palma es, por lo menos, tan triste como la humillación que han padecido durante décadas las familias que ahora quieren recuperar a sus muertos. Excavadoras funcionando en días festivos para evitar revuelo, gente que tiene miedo de remover el pasado porque teme represalias en el futuro –que el Ayuntamiento los “castigue” sin trabajo, por ejemplo-, acusaciones cruzadas… De todo esto, de medias verdades, de silenciamiento y de intolerancia saben mucho los que ahora tratan de recobrar la memoria de sus seres queridos. Sorprende comprobar cómo tras las noticias que se mueven en torno a la Memoria histórica hay aún heridas abiertas después de tanto tiempo, heridas que supuran dolor y sufrimiento, como si ahora nos hubiéramos dado cuenta en este país de que, sin saber lo que ocurrió, no podemos seguir adelante. Ahora se va haciendo la luz, pero la exhumación de restos es sólo una pequeña parte de lo que hay que recuperar. Están los valores y las prácticas democráticas, está la memoria y la dignidad… No defraudemos expectativas. Nos lo debemos todos.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario