Contra la homofobia

Ayer, martes 17 de mayo, celebramos el Día Internacional contra la Homofobia. Una conmemoración que, desgraciadamente sigue teniendo todo el sentido, a pesar de lo avanzado, a pesar de las leyes aprobadas. Todavía hoy existe una parte de la población que discrimina, odia, insulta y golpea a las personas homosexuales. Setenta y nueve estados o territorios persiguen a su población homosexual. En 8 de ellos la legislación establece la pena de muerte para quienes mantengan relaciones homosexuales. Pero la situación no es mucho mejor en otros aparentemente más benévolos. Estos días asistimos con estuporcómo la defensa de la discriminación de las personas transexuales parece convertirse en uno de los ejes de la campaña de importantes políticos estadounidenses, como el infame gobernador de Carolina del Norte, Pat McCrory, seguro de que ello le llevará en volandas a la reelección. Lo terrible es que quizá lleve razón…

En nuestro país, que cuenta con una de las legislaciones más avanzadas, recientemente el Ministerio del Interior presentaba su informe 2015 sobre delitos de odio en España. El total de casos registrados en 2015 fue de 1.328. De ellos, 169 (un 12,7%) lo fueron por orientación sexual o identidad de género. Pero es sólo la punta del iceberg. La mayor parte de las agresiones homófobas continúan sin denunciarse. El miedo a salir del armario o la sensación de que no habrá consecuencias para los agresores son razones para no acudir a la policía. En la Comunidad de Madrid, en los cuatro primeros meses del año, se contabilizaron más de sesenta incidentes. En los colegios e institutos, el 60% de adolescentes ha presenciado agresiones por homofobia, mientras que el 15% de alumnos y alumnas homosexuales sufre ciberacoso. Pero no es sólo el delito, también está la discriminación que este colectivo sufre en todos sus niveles.

A pesar de todo lo avanzado, da la impresión de que las leyes van por delante de la conciencia social. Al igual que con el machismo y la violencia de género, todavía queda mucho camino para que esta sociedad y este país vean con normalidad que dos personas del mismo sexo se amen, se besen, creen una familia, vivan su sexualidad sin miedos ni tapujos. Queda mucho por concienciar, por educar. Queda mucho camino para la igualdad. Estamos en tránsito y por eso no hay que bajar la guardia. Hay que seguir luchando contra la homofobia y reivindicando el amor.

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario