Contrastes

Leo en alguna parte que la mítica serie de “Los Soprano” ha terminado, y subraya el crítico que lo más llamativo de la misma son los cotidianos contrastes del protagonista, capaz de matar a un soplón mientras lleva a su hija adolescente al instituto. Contrastes. Leo que han clausurado la Party Valverde 2007: 400 participantes, fibra óptica, más de 17 kilómetros de cables, accesos de red DHCP, un caudal de 32 megas… resumiendo: un pebellón lleno de última tecnología y de jóvenes. Contrastes. Me recuerda esta Party valverdeña al informe Pisa de la pasada semana, en la que nuestros jóvenes suspenden clamorosamente en lectura comprensiva. Contrastes. Y leo también que una nueva patera ha llegado hasta la isla de El Hierro, con 8o inmigrantes y un cadáver, noticia marginal, recurrente, cotidiana ya. Somos, sin duda, una sociedad de contrastes, de abismos éticos, tecnológicos y de recursos, convivimos con el hambre, la muerte y la nanotecnología en un mismo telediario. Como el mafioso de “Los Soprano” vivimos en esos contrastes sin apenas alterarnos, como buenos ciudadanos del siglo XXI.

The following two tabs change content below.

Gonzalo Revilla

Latest posts by Gonzalo Revilla (see all)

You may also like...

Deja un comentario