Contratos en origen

La expresión “contratos en origen” se convirtió a principios de los años 2000 en la panacea que iba resolver los problemas del trabajo agrícola, sobre todo de la fresa, en nuestra provincia. Porque evitaba la precariedad, garantizaba al empresario la mano de obra necesaria y además traía un contingente de mujeres rubias, jóvenes y educadas de países del Este. Y desde entonces todos los años escuchamos la previsión de miles de personas que hacen falta en la recolección. La realidad luego no es tan ideal.

A las muchachas que vienen a Huelva atraídas por la posibilidad de ganar algo de dinero les espera un viaje agotador de hasta cuatro días en autobús sin parar (que tendrán que pagar de su dinero), en demasiados casos carecerán de alojamientos dignos, les resultará difícil tareas cotidianas como salir a comprar o llamar por teléfono, ante enfermedades graves dependen de la buena voluntad de su empresario para sentirse acompañadas y debidamente atendidas, y, lo que todavía es peor, según vaya la inercia de la campaña: precios, demanda, meteorología, etc, puede que haya semanas en que apenas trabajen, y sus sueldos son de los más bajos de Andalucía.

Aunque la motivación sea la necesidad económica, los agricultores onubenses deben tomarse en serio que eso que llega a sus campos es una persona y que debe tratarla como tal.

The following two tabs change content below.

Victor Rodríguez

Latest posts by Victor Rodríguez (see all)

You may also like...

Deja un comentario