Cuanto más ricos más infelices

Desde que Bill Gates decidió hacer una Fundación filantrópica y dedicarse a ella en
lugar de luchar por su empresa , muchos se quedaron atónitos. Pero, aun fue mayor
su asombro cuando el segundo hombre del mundo hacia lo mismo y cedía una inmensa
cantidad a la Fundación de Bill Gates.

Desde entonces han abundado los estudios sobre el tema riqueza y felicidad. Por
cierto que no han dicho nada nuevo que no hubieran repetido hasta la saciedad los
grandes hombres religiosos de la Historia. La riqueza en un primer momento
enloquece de alegría. Luego, aburre. Mas tarde se convierte en una preocupación el
defenderla o el hacerla crecer. Al final, se vive tensionado, sin tiempo libre y
dejamos de hacer por ella lo que más desearíamos en la vida.

Por la enorme diferencia de distribución de las riquezas, también tenemos grandes
fortunas en el Paraguay. Ojalá alguno me lea y haga algo como Bill Gates.

Pero, cuidado, la enorme pobreza de más de la mitad del Paraguay, y sobre todo esa
inmensa capa de miseria , también produce una tremenda infelicidad. Sin las
necesidades esenciales cubiertas la humanidad se opaca. Pareciera que no somos seres
humanos.

Y este es el gran problema moderno. Todos infelices por tener todo o por no tener
nada. Y no es que falten los medios para vivir todos con dignidad. Solamente es que
unos pocos se apropiaron de la casi su totalidad. Y, con eso, hicieron infelices a
la multitud de los demás y , sobre todo, a ellos mismos.

The following two tabs change content below.
direccion@parlamentojoven.org.py'

Paco Oliva Alonso

direccion@parlamentojoven.org.py'

Latest posts by Paco Oliva Alonso (see all)

You may also like...

Deja un comentario