Cuestiones pendientes…

{{{… defensa de lo público}}}
Han pasado las elecciones municipales. Ya hay nuevo equipo de gobierno. Y conviene que vaya resolviendo todo lo que quedó pendiente. Es verdad que con esta crisis los ayuntamientos no disponen de muchos recursos para hacerle frente, pero no es menos cierto que la solución a la misma no puede ser como pasó en el pasado la privatización de las empresas públicas. Esto da dinero a corto plazo pero, a la larga, deja descapitalizados a los ayuntamientos. El fin último de los mismos debe ser el servicio a los ciudadanos, la preocupación por los sectores más desfavorecidos, el empleo público y de calidad. Las empresas privadas sólo buscan la consecución de los beneficios y un ayuntamiento no debe fomentar el beneficio por encima de las personas. Hay que volver a crear empresas públicas que gestionen el agua, el transporte, los servicios sociales…, que hagan en definitiva la vida más digna para los ciudadanos.

{{{… la vivienda}}}
Dejamos atrás las elecciones y los nuevos consistorios tendrán muchos asuntos pendientes. Huelva no es la excepción, y aunque la campaña se aprovecha a modo de ley de punto final para los que acaban, habrá que edificar sobre algo. Uno de esos asuntos pendientes es el acceso a la vivienda; sigue sin ser entendido como un derecho y se enturbia con los cientos de desahucios que dejan a las familias en la “puñetera calle”. La excusa ha sido mirar hacia otro lado- ¿Qué pueden hacer los arruinados ayuntamientos?- y así permitir ciudades llenas de vivienda vacía y vecinos encerrados. Pues a pesar de la “ruina” se puede y se debe hacer mucho: legislar a favor de la norma una vivienda, una familia; convertir el suelo público en vivienda social real, no vinculada a constructoras acreedoras, no vinculadas al lucro; plantear mociones a favor de la dación en pago y contra los desahucios; Contar cada noche los vecinos que duermen en la calle…

{{{… la participación}}}
Bueno. Pues ahora a trabajar, a construir ciudad, barrio, ciudadanía. Los políticos recién electos y nosotros, nada de escurrir el bulto hasta la siguiente cita electoral. Hay que participar en la vida política municipal, si queremos que construyen una ciudad para nosotros, si queremos evitar el mangoneo y el amiguismo, si queremos que los proyectos beneficien a la ciudad y a sus gentes. Hay un déficit gravísimo de participación en lo político, y nada es excusa en unos tiempos en los que los cauces de participación están tan desarrollados, con tanta tecnología a nuestro alcance. Debería ser una prioridad para el nuevo gobierno municipal articular espacios y herramientas para la participación ciudadana, y también una prioridad para nosotros ejercer nuestro derecho a inmiscuirnos en la política municipal. No vale quejarse dentro de cuatro años, lo que vale es participar desde ya, y recuperar la soberanía que nos están negando .

The following two tabs change content below.

Dimas Haba

Latest posts by Dimas Haba (see all)

You may also like...

Deja un comentario