Cultos o expertos

El concepto de cultura actual difiere del de antaño, tiene sus propias características. De hecho el adjetivo “culto”, aplicado con reverencia a la persona que dominaba ciertos saberes socialmente considerados, ha cedido terreno ante “experto”, al mismo tiempo que públicamente se valora más el éxito que el conocimiento. La especialización se impone, las Humanidades han cedido el monopolio de la cultura en pro de la ciencia y la técnica. Tan culto se entiende el biólogo molecular como el crítico literario, el arquitecto como el filósofo. Y eso, qué duda cabe, es de por sí un logro. Otra circunstancia de la que debemos felicitarnos es que nunca ha sido tan accesible y democrática la cultura como hoy día. Se editan libros y discos en colecciones cuidadadas que llegan a los ciudadanos a un precio módico. Pero, a pesar de todo esto, se está gestando un modelo de cultura no necesariamente formativo, repleto de frivolidad y dispersión. Una persona culta -al margen del concepto cultural que manejemos- disfrutará del tiempo de ocio sin necesidad de invertir mucho dinero, porque un buen libro o una charla con un amigo le bastarán para ello. Frente a la simplificación y al reduccionismo opondrá su propia reflexión. Y ese, por fortuna, sigue siendo un conjuro contra el adocenamiento.

The following two tabs change content below.

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

Latest posts by Mª Angeles Pastor Alonso (see all)

Mª Angeles Pastor Alonso

Columnista de "La otra orilla", colaboradora en "Señales de Humo" y pieza en construcción de varios puzzles. Para completar da clases de Lengua.

You may also like...

Deja un comentario